Nintendo Classic Mini

Nintendo Classic Mini, ¿Vale la pena?

El pasado día 11 de noviembre se lanzó la nueva Nintendo Classic Mini y la polémica está servida. Las redes sociales se han llenado de mensajes tanto de admiradores, como detractores. ¿Pero qué es realmente esta Nintendo Classic Mini?

A primera vista, se trata de una antigua NES, pero de tamaño más reducido. Carcasa idéntica, mandos idénticos, 60 euros y a disfrutar de sus 30 juegos clásicos preinstalados, ¿Y si queremos más juegos? Pues aquí está la gran pega, no hay manera de ampliar el catálogo y las primeras voces discordantes no han tardado en aparecer.

¿Realmente vale la pena pagar por 30 juegos, cuando existen opciones con las que disfrutar del catálogo entero? Bien, todo depende del cristal con el que se mire. Por una parte tenemos la vertiente más práctica: no es la opción más barata, ni la más completa, y eso es irrebatible. Pero afortunadamente, los coleccionistas nos basamos en otros valores menos tangibles como los sentimientos, los recuerdos o la nostalgia, que hacen que el tema práctico quede en un segundo plano hasta cierto punto, aunque a muchos les resulte complicado entenderlo.

Mi opinión sobre la Nintendo Classic Mini

He tenido serias dudas sobre comprarla o no, de hecho todavía tengo alguna. Me gusta la estética tanto de la consola como la caja de presentación, muy cuidada (típico de Nintendo) y cómo imita a la perfección la primera NES en menor tamaño, al igual que los juegos que incluye. Pero el límite de 30 ha pesado de manera definitiva en su contra. ¿Tanto costaba que aceptara cartuchos o algún método para incluír nuevos juegos?
Creo que como muchos productos enfocados a coleccionistas se basan demasiado en el envoltorio y dejan de lado el contenido. Parece que sólo por emular un producto vintage, es un éxito de ventas asegurado, sin importar lo bueno que sea. Como coleccionista, empiezo a estar un poco cansado de estos lanzamientos que buscan ventas inmediatas, en lugar de un producto completo para disfrutar durante mucho tiempo. De momento se ha agotado de forma rapidísima, así que tal vez esté situado en la minoría.

PD: No incluye cable de alimentación, aunque puedes alimentarla desde la salida USB de la tele. Estas cosas nunca las entenderé.

PD2: Se supone que las reviews de los productos están para ayudar ¿no? Menuda decepción ver cómo les regalan una consola y lo que debería ser una crítica se torna poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *