Entrevista con Juan José Barrena

Juan José Barrena, Cádiz 1976. Amante de la pintura y de la fantasía épica, se dedica de manera semiprofesional al pintado de miniaturas. Es, sin lugar a dudas, uno de nuestros máximos exponentes a nivel internacional en el mundo del modelismo estático de fantasía gracias, en parte, a los galardones conseguidos en diversos concursos nacionales e internacionales en los que participa de manera habitual.
Ha sido miembro de la selección Española, y medalla de plata en tres ocasiones en el World Nations Trophee y lleva a sus espaldas la puesta en marcha de dos revistas dedicadas al miniaturismo de ciencia ficción y fantasía (“Game Forces” y “Fantasy Dimension”) a nivel internacional y un libro del que ha vendido más de 11.000 ejemplares.
Coleccionista de figuras de los años 80 como Masters del Universo, Thundercats o Conan, funde sus dos grandes pasiones realizando customs de un nivel y acabados excelentes.

 

Conozcamos al Juan José coleccionista

Generalmente, los coleccionistas de figuras de acción hemos tenido en nuestra niñez una fuerte relación con estos juguetes. Posteriormente, durante la adolescencia, solemos «olvidarlos» y finalmente en algún momento de nuestra vida adulta volvemos a acordarnos de ellos y decidimos coleccionarlos de nuevo. ¿Es así en tu caso? Háblanos un poco de tu evolución en este sentido, sobre todo del punto de inflexión para pasar a considerarte coleccionista.

Encajo totalmente en la descripción que has dado, debo ser un coleccionista típico de figuras de acción. Cuando era pequeño mis padres no tenían mucho dinero y pasamos por algunas dificultades, por lo que tener figuras era un auténtico lujo. Por aquel tiempo los Masters del Universo eran “lo más”, por lo que mi madre hizo un esfuerzo y consiguió regalarnos un “Heman” y un “Skeletor” a mi hermana y a mí. Obviamente mi hermana no jugó mucho con ellos, pero yo sí. Con el paso del tiempo dejé de jugar y, consciente del esfuerzo que mi madre hizo, guardé las figuras envueltas en papel higiénico dentro de una caja de zapatos. Muchos años después me mudé y, sin querer, volví a encontrar la caja y las figuras completas. Es difícil expresar la alegría que me llevé, y decidí ponerme a investigar y comprar alguna figura más…

Las figuras estáticas son otra cosa, creo que me compré la primera con 14 años y desde entonces he coleccionado.

¿Cuántas figuras tiene tu colección aproximadamente?

Pues nunca las he contado, pero la colección vintage de “Masters of the Universe” está casi completa a falta de los dos gigantes y algunas piezas del Playset de Eternia, y aumentada con mis customs. La vintage de Thundercats está también muy avanzada, y luego hay figuras sueltas de Masters del universo 200X y Classic, Conan, “V”, Black Star, Cobra… y por supuesto las figuras propias que hago y/o pinto, con las que suelo competir. Así por encima puedo estar sobre las 850 figuras.

¿Qué coleccionas? ¿Qué buscas? ¿Qué debe tener una figura para ser una candidata a formar parte de tu colección?

Yo creo que una colección debe ser algo muy concreto, no podemos ponernos a comprar compulsivamente todo lo que vemos porque restaría valor a cualquier colección. El coleccionista debe tener claro qué es lo que colecciona y qué está haciendo, y centrarse en ello. En mi caso, yo soy coleccionista de figuras vintage de Masters del Universo, pero esta colección tiene un problema, que es finita. Esto me obliga a probar otras. Por ejemplo Thundercats. Del resto de colecciones solo busco figuras muy concretas, generalmente se limitan a los protagonistas principales y alguna que me llama la atención por su diseño, pero sobre todo las vintage, son mi debilidad.

No soy muy exigente con las figuras. He comprado figuras en blisters, pero soy incapaz de contenerme y termino abriéndolas y “trasteándolas”. Y por suerte tengo habilidad para repararlas y restaurarlas, por lo que suelo comprar figuras en muy malas condiciones y disfruto bastante arreglándolas.

En España, lamentablemente, desde mi punto de vista, se tiende mucho a etiquetar a los coleccionistas, ya sabes MOC, loose, MIB, completista, vintage… Aún así, ¿puedes darnos un poco de información sobre ti en este sentido sobre tu forma de coleccionar?

Sí, en España desgraciadamente, etiquetamos demasiado a los coleccionistas y, a veces, nos olvidamos de la belleza en sí que tiene la colección o de la visión y originalidad de cada coleccionista a la hora de exponer sus piezas. Yo soy un coleccionista de figuras vintage principalmente, y no soy demasiado riguroso a la hora de completar las colecciones, de hecho, de varias colecciones solo adquiero las piezas que me gustan, que me atrae su estética, el concepto de las mismas, etc. Eso sí, soy muy maniático con que las figuras estén completas con sus accesorios, porque me pone de los nervios ver las figuras incompletas y suelo perseguir pequeños complementos durante años hasta conseguirlos. Todas mis figuras son “loose”, bien porque las he comprado así o porque yo mismo las he abierto, aunque reconozco que en este último caso, suelo guardar los cartones y los blisters. Me gusta tocar las figuras, ver cómo funcionan y probar las posturas, … o sea… que juego con ellas…, en ese sentido soy un “ansioso de las figuras”. Y no me gusta gastar un dinero excesivo por algunas figuras, aunque eso suponga no completar la colección.

¿Puedes explicarnos los métodos que utilizas para buscar nuevas incorporaciones? Y, ¿cuál ha sido tu mejor hallazgo? ¿Y la figura que deseas y por uno u otro motivo no está en tu colección?

Desde luego Internet ha sido el gran revulsivo para los coleccionistas. Antes era difícil contactar con otras personas que compartieran tu misma afición, y más aún que coincidieran en la colección. Ahora Internet nos acerca a todos, es muy fácil encontrar a coleccionistas dispuestos a cambiar figuras y a comprar y vender. Yo uso foros de coleccionistas y aficionados para intercambiar figuras y páginas de compra/venta como ebay o todocolección para comprar. Ofrecen grandes ventajas a la hora de adquirir nuevas figuras.

En mi colección de figuras de acción tengo algunas joyas como los laser light completos de la colección vintage de Masters del Universo, pero sin duda mi mejor hallazgo ha sido la figura vintage de “V, Enemy Visitor” de la casa LJN, de 1984 con la casaca negra, en su caja y completa. Es la joya de mis figuras porque es extremadamente rara, puedes comprar la figura con la casaca roja por unos 120 euros, pero jamás la he vuelto a ver con la casaca negra, incluso haciendo búsquedas en internet.

Entre las figuras que hago yo personalmente tengo varias y no sería capaz de escoger, algunas de ellas con varios premios importantes, y protagonistas de publicaciones. Algunos coleccionistas han llegado a ofrecer hasta 2500 euros por una sola figura.

Hay dos figuras que quiero tener y que, por ahora, están fuera de mi alcance, son los gigantes de la colección vintage motu. Los precios que alcanzan son enormes, pero también es cierto que eso hace que mi “trabajo” como coleccionista se mantenga muy vivo intentado localizarlas a precios más razonables, por piezas…

El volumen de nuestras colecciones tiende a ser un problema a medida que van creciendo. ¿Cómo solucionas este punto?

Pues… vivo solo…

¿Dónde tienes tu colección? ¿Está expuesta? ¿De qué forma?

Mi colección no está totalmente expuesta, y parte de ella está en cajas. Tengo muchas figuras metidas en vitrinas comerciales y en otras más artesanales que me fabriqué con un poco de maña, materiales de Leroy Merlin y una sierra de calar. Esto es algo que todo coleccionista debería plantearse, porque te da la oportunidad de construir directamente lo que quieres y necesitas, con las medidas que quieres y por muy poco dinero. Pero otras muchas están en cajas.

Lo que sí que intento es tener una habitación para mi colección, que es a la vez mi despacho, con vitrinas por todas las paredes. Y hago todo lo que puedo para que las figuras no salgan de ahí, en el caso contrario terminarían invadiéndolo todo y sería como “perder el norte”. Una colección es un hobby y no puede terminar controlando tu vida. Mi colección me da momentos de relax y de tranquilidad, pero sobre todo me da alegrías, al adquirir una nueva pieza, o terminar alguna, o participar en certámenes y concursos. Y siempre que necesito un respiro me siento en el despacho y miro las figuras un rato.

Otro aspecto interesante es el de catalogar las colecciones, sobre todo cuando empiezan a ser voluminosas. ¿Sigues algún método? ¿Qué parámetros sueles tener en cuenta?

No, yo no catalogo las figuras. Cuando empiezo una colección, normalmente he investigado antes las piezas que la componen, el número, los precios de mercado, etc… Sobre todo para intentar no meterme en una colección que queda demasiado por encima de mis posibilidades, o al menos, saber que la mayoría de las piezas estarán a mi alcance. Sé de antemano si voy a intentar terminar la colección o no. Si es así y me dispongo a intentar terminarla, lo único que necesito es una hoja de Excel que hago a medida que voy investigando la colección, sobre ella suelo escribir lo que voy consiguiendo, los cambios en los precios a nivel general y las variaciones de distintas piezas que voy detectando y que son de mi interés, sobre todo aquellas figuras que sufren cambios estructurales dentro de una misma colección. Pero generalmente conozco mis figuras y sé qué tengo, qué no y qué es interesante para mí.

Coleccionar digamos que no es un vicio barato. ¿Qué haces para controlar el gasto? Como por ejemplo una asignación mensual. ¿Cómo te manejas en este sentido?

Coleccionar depende muchísimo de la colección a la que nos lancemos, he visto colecciones magníficas de figuras muy malas, que han salido por precios irrisorios, pero que al estar juntas en colección son increíbles. Pero normalmente no es algo barato. Yo tengo dos sistemas, el primero es no comprar más de dos o tres figuras al mes, dependiendo de los precios de las mismas (tengamos en cuenta que suelen ser figuras loose…). Y el segundo método es algo más complicado pero es el mejor: utilizo mi habilidad para restaurar figuras. Esto me permite comprar figuras en mal estado o incluso lotes de piezas y figuras incompletas e ir formando figuras y restaurándolas. Algunas de mis figuras están formadas a partir de piezas de tres o más figuras del mismo personaje. Además, esto me permite comprar a un precio muy bajo y vender a precios más altos. Así, he llegado a comprar lotes de figuras para quedarme solo con una o dos del lote, reparar las demás, venderlas y hacer que esas dos figuras, no solo no me costaran nada, sino que me han hecho ganar dinero en la operación que luego invierto en otras figuras más difíciles. En este proceso creo que de HeMan montado en Battlecat he debido vender como unos ocho o nueve… Y además ha sido muy revelador ver como con el primero solo conseguí sacar unos 16 euros en subasta y con el último casi 100, en un intervalo de 4 años, lo que muestra un incremento del interés de los coleccionistas por estas figuras.

Cuando haces viajes, ¿tratas de buscar algunos sitios relacionados con el hobby como tiendas o similares? ¿Asistes a rastros o ferias de coleccionismo?

Siempre que hago viajes a otras ciudades y países termino intentando visitar mercadillos y tiendas de juguetes, sobre todo de juguetes antiguos o especializados, pero por lo normal hay muy pocos. Los mercadillos callejeros son un gran recurso, a menudo encuentras cosas, aunque suelen estar en mal estado e incompletas en cuanto a complementos. Lo bueno de ellos es que, normalmente, los vendedores no tienen ni idea del valor de las figuras y puedes encontrar tesoros a pequeños precios. Ahora hay tiendas de segunda mano en muchas ciudades y asociaciones como Reto y demás, siempre es aconsejable visitarlas y echar un ojo a los cestos de juguetes.

Los rastros y ferias de coleccionismo no me gustan. Los vendedores y tiendas suelen ser especializadas y saben qué mercancía manejan, por norma general a precios muy elevados y no merecen la pena, siempre puedes encontrar lo que buscas más barato en internet.

Hoy en día está muy de moda el resurgir de viejas franquicias, con nuevas líneas llamadas Classics generalmente. ¿Qué opinión te merecen? ¿Las coleccionas?

Pues lamentablemente parece que la imaginación se acabó en los ochenta, y lo que nos queda es la “reanimación” de viejas franquicias y personajes, también pasa en el cine. Hay líneas interesantes, como “Monster High”, hay mucha gente coleccionando estas muñecas, y he visto colecciones increíbles de ellas. Los noventa y los dos mil han estado un poco apagados, tan solo destacaría a “McFarlane”, aunque sin conseguir el encanto de las líneas de los ochenta. Ahora aparecen las líneas “Classics”, y tras esta pequeña crítica que he hecho, tengo que decir que son increíbles. Para mí, la mejor revisión de cualquier figura de acción está en Classic. Y es una forma fantástica de revivir ciertas líneas de personajes, algunas con mayor acierto (Mattel – Maty) y otras con menor (…Bandai Thundercats)…

Yo he llegado tarde a la línea Classic de Masters del Universo… estaba muy centrado en la colección vintage y, aunque tengo alguna figura, no la colecciono porque me parecen elevados los precios actuales de reventa de las figuras, o la compra directa más gastos de envío. Además, lo de ser suscriptor no me convence porque hay muchas figuras que literalmente no me gustan o no quiero coleccionar, como las figuras de la saga de Sheila, o las de MOTUC New Adventure, no me llaman la atención y no quiero tener en mis vitrinas.

…Sin embargo, me doy de cabezazos por no haber adquirido algunos de los personajes más característicos en su día… Para ser coleccionista estuve muy lento ahí…

 

Hablemos de tu vertiente artística

Hablemos, hablemos…

¿Cómo empezaste en la pintura de miniaturas?

Yo empecé por dos temas bien distintos, el primero es porque muchos de mis amigos jugaban a rol e intenté jugar sin ningún éxito, es un mundo que no me atrae absolutamente nada, mi sentido del ridículo no me permite jugar… Pero, me enamoré de las figuras que utilizaban en las partidas.

Y en segundo lugar el precio, una figura de 28 mm. costaba 200 pesetas, 1´20 €. Un 28 mm. De hoy, lo más simple posible, ronda los 20 €: 3320 de las antiguas pesetas…

Hay una anécdota mía que muchos aficionados conocen y que os cuento. Yo tuve una de las primeras cajas de marines espaciales que hubo en España. Porque en aquel tiempo recibía un catálogo de una tienda inglesa de miniaturas. El catálogo era una hoja de periódico con muchos nombres y precios, sin fotografías, y leí: Escuadra Táctica de Marines. Inmediatamente la pedí pensando que eran los marines de la película de Aliens. 1200 pesetas me costó (7´20 €). Y cuando me llegó y ví aquellos muñecos cabezones, pintados de rojo, me cabreé, la tiré arriba de un armario y allí permaneció dos o tres años; hasta que un día vi a un amigo jugar una partida del antiguo “Space Crusade” y se me ocurrió decir que yo tenía esas figuras pero en metal… Nadie me creyó y tuve que subirme en una escalera y buscarla arriba del armario… así empezó mi aventura con Games Workshop. Por cierto mi amigo del Space Crusade fue por muchos años el encargado de la tienda Games Workshop de Sevilla, Roberto Laz. (…Un saludo!).

Aparte del tema de las miniaturas ¿Cuentas o contabas con experiencia en el mundo artístico como el dibujo, pintura o escultura?

No, no he estudiado nada ni remotamente relacionado, ni contaba con experiencia en el mundillo. Mis primeras figuras eran un desastre y las llegué a pintar con pintura “Titanlux” (!!!). Las técnicas se van aprendiendo con el tiempo y con el uso. Aquí el secreto es practicar y probar mucho, y cuando llegas a un cierto nivel es necesario aprender de otros pintores, modelistas y escultores que están por encima de ti. A veces ayuda mucho estudiar fotografías y pinturas, sobre todo en el tema de composición, de tensión o de luz.

Para llegar al nivel que estás supongo que habrás hecho muchas horas, pero también es muy importante la formación. ¿Cómo has aprendido la técnica? ¿Cuales han sido tus principales fuentes de información y tus referentes?

Aprender una técnica es sencillo, basta con leerla en cualquier libro o revista, o que alguien te la explique, no hay más. Lo difícil es dominar la técnica y perfeccionarla, para eso se necesita pintar o esculpir mucho y ser muy crítico con tu trabajo, eso también ayuda a mejorar.

Una vez que tienes aprendido lo básico y que lo dominas, tienes una base. Es el momento de salir y empezar a aprender de gente mejor que tú. Para ello lo mejor son los concursos porque puedes coger a gente que solo has visto en libros, revistas o en la red, medirte con ellos y preguntarles directamente. Además están las figuras al alcance de tu vista. Yo he pasado horas, y paso horas en la actualidad, estudiando una figura de otro modelista para ver cómo da una luz o cómo aplica una sombra. Luego están los cursos que se organizan en asociaciones o con gente experta, suelen ser caros, pero ves como aplica la técnica en vivo, cómo da las pinceladas, como mezcla el color, como esculpe una arruga, y eso no tiene precio.

A lo largo de muchos años yo he tenido mucha gente en la que fijarme y de la que aprender, y trato de seguir aprendiendo porque hay mucha gente mejor que yo. Todo el mundo puede enseñarte cosas, tengamos en cuenta que las técnicas que domina uno no son las que domina otro. Incluso sigo a dibujantes de comics o ilustradores. Pero lo más importante de todo es interiorizar cada técnica y crear un estilo propio que te identifique, para pintar o modelar como “éste o aquel”, ya está “éste o aquel”…

¿Cómo surgió la idea de presentarte a concursos de miniaturas?

Los concursos son la mejor manera de relacionarse con otros modelistas, de acercarte a tus referentes y de aprender. Yo siempre lo he tenido muy claro y siempre he concursado. Ahora he bajado un poco la intensidad y me presento solo a concursos de cierto nivel porque me gusta el reto de la competición con otros modelistas. A los otros concursos más pequeños voy de visita cuando me invitan o me piden que sea jurado. Y hay concursos muy importantes a los que he ido, he ganado y es difícil que vuelva, bien porque me he aburrido (los concursos suelen ser tres o cuatro días) o bien porque no me ha gustado la zona.

Pero en los concursos actuales hay muchos intereses comerciales, de modelistas que tienen marcas o buscan vender trabajos a coleccionistas, jueces que lo saben y benefician a unos u otros… etc.. Un trabajo que gana premios en concursos importantes o que sale publicado en la prensa especializada se revaloriza rápidamente y los coleccionistas ofrecen mucho dinero. Yo siempre he participado en categorías “Master” y en concursos buenos y lo aconsejaba, aún cuando acababa de empezar, pero hoy en día recomiendo siempre empezar por concursos pequeños y por categorías “Amateurs” para ir ganando confianza de cara al día que decidamos enfrentarnos a una categoría dura, con gente que es élite en este mundillo.

Para aquellos que no lo conozcan, cuentas con un interesantísimo libro ya publicado, llamado The Rise of Fantasy, en el que muestras el proceso de pintado de figuras y de construcción de elementos de escenografía ¿Cómo surgió la idea de este libro?

Pues fue un proceso, nada sale de repente en este mundillo. Yo había creado una revista con una editorial, que decidí dejar cuando cumplí mi compromiso con ellos. Al quedar libre, otra editorial de Madrid, Acción Press, me propuso crear una nueva revista (Fantasy Dimension), y me lancé. Pero la editorial pasó por malos momentos y tuvieron que cancelar algunas de sus publicaciones, entre ellas la mía. Cuando logró recuperarse me propuso retomar la revista, pero el mundo de las revistas había cambiado drásticamente por la acción de internet y no quise volver al proyecto, no lo veía viable. Pero sí me pareció que a los/as aficionados/as les gustaría tener un libro de referencia en sus estanterías. Y me puse manos a la obra. Creaba trabajos, hacia los artículos y a la vez ganaba concursos con ellos, así nació el libro y hasta la fecha se ha publicado en dos idiomas y hemos vendido unos 11.000 ejemplares.

¿Recomendarías este libro a aquellos que buscamos información o queremos mejorar en la realización de customs?¿Qué crees que puede aportarnos?

Sí, totalmente. Una técnica es una técnica, y la podemos aplicar a todo, solo hay que practicarla, ensayar su aplicación y adaptarla a nuestro trabajo, pero es igual para todo tipo de figuras. Por ejemplo, si vamos a reforzar una unión con un vástago de metal… da igual que la figura sea de acción o estática, la técnica es la misma, solo cambiará el tamaño y diámetro de nuestro vástago o la profundidad a la que hay que colocarlo según la figura. Pero la técnica… es la misma. Igual pasa con la pintura o con la escultura.

El libro contiene artículos para gente que empieza, desde los materiales básicos hasta la preparación de una figura para empezar a pintar, y luego va incrementando su nivel, con técnicas para hacer agua en movimiento, composición o técnicas de pintura… y así hasta llegar a trabajos con los que he conseguido ganar medallas de oro o “Best of Shows” en países como Grecia, Italia, Inglaterra, Francia, España o Portugal, o medallas de plata del mundo en el “World Nations Trophee”.

¿Tienes algún proyecto relacionado en mente o ya en marcha?

Pues ya tengo en marcha la segunda parte del libro, y ya he empezado a ganar concursos de nuevo con las piezas que irán en él, el mes pasado gané el “Best of Fantasy” (Mejor Trabajo de Fantasía) del Certamen Internacional de Roma.

¿En qué momento y porqué decidiste hacer tu primer custom de una figura de acción? ¿Qué buscas a la hora de hacer un custom de una figura?

Me encanta esta pregunta.

Yo empecé a hacer customs porque en la serie vintage de Masters del Universo echaba en falta figuras que habían salido en la serie 200X, en las New Adventures o en la Classic… Y no podía creerme que no fuera a tener algunas de esas figuras en mi colección vintage porque ya no se hacían figuras de esta serie desde hacía años. Así que decidí ponerme y hacerlas yo.

Sólo busco la exclusividad de tener algo que no tiene nadie.

¿Cuántos customs has realizado y cuál de ellos crees que es tu mejor trabajo?

Muchos menos de los que la gente piensa. Habré hecho unos diez customs con una calidad buena. Lo que pasa es que a la gente les gustan y se ven mucho. A mí los que más me gustan son dos de los que he publicado en foros, Heman Snake Armour Vintage y King Heman Vintage. Creo que son muy buenos.

¿Has pensado alguna vez en dedicarte a realizar customs de manera profesional? ¿Crees que se puede vivir de ello?

Es algo que nunca me he planteado porque yo tengo mi trabajo y me va muy bien. Además, este es mi hobby, mi válvula de escape a los problemas y al estrés, convertir el hobby en trabajo es algo que no me gustaría, porque me quedaría sin hobby y se convertiría en una obligación. Pero si alguna vez me veo en la necesidad, sí que lo podría hacer y podría vivir de ello. Hay mucha gente que vive de esto y viven muy bien.

¿Cuál crees que es la mayor aportación del mundo custom al coleccionismo de figuras?

La mayor aportación que realiza el custom es acabar con las colecciones finitas. En el caso de las colecciones vintage estas tienen un fin, no puedes alargarla en el tiempo porque ya no se hacen más piezas, llega un momento en que las tienes todas y se ha acabado tu disfrute. El custom me permite mantener viva la colección más allá del catálogo oficial y seguir disfrutando de ella.

¿Realizas dioramas?

Con figuras de acción no, me parecen muy absurdos. Pero con figuras estáticas si y compito con ellos.

Como pintor, ¿Cuál crees que es el mayor defecto en las figuras de acción actuales?

Yo veo varios problemas a las figuras de acción de hoy en día.

El primero es que las figuras de acción que merecen la pena no están pensadas para el público infantil, son carísimas, frágiles y van enfocadas al coleccionista adulto. Las figuras pensadas para el público infantil son de muy baja calidad. Eso no pasaba antes.

También hay un “bajón” en las series de dibujos animados, son demasiado infantiles y sus personajes no se prestan a buenas figuras, sus conceptos son difíciles y/o poco atractivos a la hora de convertirlos en figuras móviles, algunas simplifican demasiado los trazos. Ahora las figuras de acción de cierto interés se basan en películas y eso limita demasiado las líneas de personajes, una película de dos horas puede presentar un número limitado de personajes.

Y lo peor es que las series infantiles no siguen un orden de capítulos, los mezclan, no tienen sentido, los repiten una y otra vez, …es difícil crear una línea de personajes grande y coherente.

Todo esto es una pena, porque no están creando afición. Es un momento increíble, en el que se están creando las mejores figuras de acción, en el que podemos dar muy buen material a los chicos y chicas y que estos/as sigan coleccionando, y en el que poseemos escultores increíbles y pintores de ensueño,…y no lo están haciendo.

¿Cómo sería tu línea de figuras ideal si estuvieses al mando de una de las grandes corporaciones del sector?

Sería robusta pero vistosa. Con detalles y complementos que atraigan al público adulto pero lo suficientemente fuerte como para que un niño/a las “aporree”, y a un precio razonable, popular, que permita comprárselas a los más pequeños cuando se ponen malitos con “varicela”.

Y trataría de que tuviese proporciones “humanas”… Sin interpretaciones cubistas o minimalistas.

 

El lugar que ocupa el coleccionismo en tu vida

¿Cómo relacionas el hobby con la gente que te rodea? ¿Te apoyan los más allegados, como la familia, pareja o los amigos?

Pues hay de todo. Mi madre se empeña en que lo venda todo, coja el dinero y corra… Mi padre piensa que estoy loco y que soy gay. Mi pareja me apoya y le gusta, pero convertiría el cuarto de la colección en una sala de lectura o un dormitorio para invitados, y mis amigos… jamás harían algo así, pero cuando vienen alucinan y se pasan horas mirándolas y recordando otros tiempos, pero alguno hay que piensa que son los muñecos más feos del mundo… Las novias y mujeres de mis amigos también piensan que estoy loco y que soy gay. Mi hermana medio me entiende, ella colecciona Caballeros del Zodiaco, pero su colección es pequeña y aún me mira raro…

Hay de todo…

Algunas personas hablan de vergüenza a la hora de declararse coleccionistas de juguetes a amistades o compañeros de trabajo, ¿Piensas que hay que acabar con estos tabúes? ¿Cómo llevas personalmente este tema?

Pues creo que no, que no hay que acabar con los tabúes, porque estos nos hacen diferentes, coleccionar figuras es maravilloso, no todo el mundo lo hace y a mí me hace sentir bien que no todo el mundo lo haga. Creo que puede convertirse en una obsesión, pero es que hay que saber ser moderado en todas las cosas, en el coleccionismo también, saber cuáles son tus limitaciones y no pasarte, no dejar que se convierta en algo patológico o en algo compulsivo, pero es algo a lo que no hay que llegar con ningún aspecto de nuestras vidas.

Yo soy de los que se cortan y no lo digo nada a no ser que sepa a ciencia cierta que a la otra persona no le va a incomodar o no me va a mirar distinto. También pienso que hay situaciones y lugares en donde no es necesario decirlo nada más entrar. No te ligas a una chica impresionante y en la primera citas le sueltas: “¡Yo colecciono Masters del Universo!”. O vas a una entrevista de trabajo y cuando te piden que hables de ti sueltas las diferencias de uniformidad de Batman en las distintas series y colecciones.

 

Algo de información

¿Puedes hacernos una lista de sitios, blogs o foros donde te mantienes informado o activo sobre las figuras de acción?

Sigo algunas páginas y he participado en algunos foros, como por ejemplo Eternia en Nueva Dominion y su reaparición en Mesocra, aunque menos. La verdad es que no soy muy prolífico en las redes

Yo destacaría :

The Toy Scene

Juguetes de Colección

El Blog de Rafa Coll

Massive Voodoo

Polomir

Serpentarium Painting

Mumimuseum

Blog de Pepa Saavedra

Miguel Minis

Invictus Designs

Puedes contestarnos a las dos preguntas anteriores, pero recomendándonos algún libro o lectura sobre los temas del coleccionismo o de la customización?

Pues sí, hay uno por ahí… de un chico simpático, …algo impresentable, pero que parece que sabe lo que hace… El libro se llama… huuuummmm …. Ah!! Sí!! “The Rise of Fantasy” … Muy bueno, eh!…

 

Galería de imágenes de la colección de Juan José Barrena

4 comentarios en “Entrevista con Juan José Barrena”

  1. La verdad, que como coleccionista de Masters del Universo, es un placer, conocer a un usuario así, me han enamorado sus customs y me gustaría ponerme en contacto con el autor de tan excepcionales creaciones. Mi correo es castillorota@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *