El «repaint» como método de restauración de figuras

El repaint es, sin duda, una de las formas más controvertida de restauración de figuras. Siempre he encontrado aficionados/as a favor y en contra, y dentro del coleccionismo, los dos argumentos son totalmente válidos.

Desde luego el “repaint”, es un método invasivo que pone los “pelos de punta” a los coleccionistas más ortodoxos, porque una vez efectuado perderemos la pintura original. Los coleccionistas más conservadores suelen poner muchos reparos a esta técnica de restauración, y tienen mucha razón, ya que una vez repintada, la pintura no es original, ya no es la pintura que venía con la figura, habremos acabado con algo que nunca más volverá, como ocurre en el caso de las figuras vintage y hace que nuestra pieza pierda valor.
Sin embargo, existe la otra vertiente, adquirir figuras en un estado óptimo de conservación es, a menudo, difícil y bastante caro. Este tipo de figuras antiguas suelen no estar al alcance de todos los coleccionistas, por lo que es normal adquirir figuras en mal estado o con signos evidentes del paso del tiempo, y que muchos coleccionistas se presten a realizan “repaints” en sus figuras.

Para que un “repaint” adquiera el grado de restauración, debería tener una serie de condiciones:

  1. La pintura que vamos a usar no debería ser una pintura agresiva con nuestra figura, es más, debería ser fácil de eliminar en un momento dado con productos no agresivos, por ejemplo las pinturas acrílicas que se disuelven en agua y/o alcohol. Así, el estado original de la figura, por malo que sea, es recuperable.
  2. Deberíamos dominar cierta técnica a la hora de mezclar los colores para conseguir los tonos exactos, variar los colores o los tonos de los colores es algo fuera de la restauración.
  3. No es conveniente cambiar las líneas de pintura de las figuras, modificando aspectos esenciales con nuestros colores, como el gesto, adornos, etc. Hay que dedicarse a cubrir los desconchones, arañazos y desperfectos, tratando de que estos se noten lo menos posible.
  4. No aplicaríamos imprimación a la figura a restaurar, ya que si lo hacemos, conseguir volver al estado original será casi imposible.
  5. Una vez finalizado el trabajo de pintura no aplicaremos barniz.

Pero el mundo del “repaint” es más complejo y existen diversas variantes. En algunos casos, numerosos aficionados tratan esta técnica como una forma de “custom” de sus figuras. Realmente no se trata de una customización de las mismas. Y en su forma más compleja existe una variante del “repaint” que consiste en utilizar la pintura para, sin variar demasiado los colores, mejorar las figuras a través de un nivel de pintura superior al que presentaban originalmente. Sin duda muchos aficionados/as se oponen a esta técnica, pero día a día va ganando terreno y actualmente pueden verse trabajos realmente sorprendentes de mejora en las figuras vintage. Tened en cuenta que las figuras se pintan en serie con una máquina generalmente, y la aplicación de técnicas personalizadas por parte de una persona, puede superar, y mucho, el nivel original de pintura, haciendo de ellas piezas únicas. Esto ya no entraría dentro de la restauración de una figura.

Personalmente, soy partidario de mejorar mis figuras, sobre todo en aquellos casos en los que estas presentan un estado malo de conservación, aunque aprecio las figuras “sin tocar», simplemente son dos vertientes de un mismo hobby. Cada coleccionista encontrará su propio camino.

Un ejemplo de «repaint»

En este caso os presento una restauración sencilla hecha sobre una figura Dragones y Mazmorras de Comic Spain. La figura fue adquirida a un precio muy bajo y estaba en mal estado aunque, al final, como podéis comprobar, decidí mejorarla un poco.

2 comentarios en “El «repaint» como método de restauración de figuras”

  1. La figura ha quedado mejor que nueva. Yo soy de los que no quieren tocar las figuras, pero viendo esto, no me queda más remedio que reconocer que una colección con este aspecto que das a tus figuras tiene que ser espectacular. Las mías están hechas polvo, porque como dices, no puedo comprar figuras en buen estado a esos precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *