Cómo hacer una caja de luces

Todo coleccionista de figuras de acción, disfruta viendo colecciones de otros compañeros de afición. Gracias a las comunidades, blogs, etc. hoy en día, podemos, sin movernos de nuestra casa, disfrutar de grandes colecciones y aprender de otros colegas, ya que tenemos a nuestro alcance herramientas, que nos permiten, fácilmente, contactar con ellos y trasladarles las dudas que podamos tener.
Además, a muchos nos gusta exponer nuestras piezas en la web, de manera que es posible obtener un valioso feedback del resto de compañeros. Estos consejos nos ayudarán a saber que estamos haciendo bien y que no, cuáles son nuestros puntos flacos como coleccionistas o aprender a mejorar la organización, exposición de nuestras figuras, etc. Para ello es imprescindible fotografiar la colección primero y aquí es donde muchos no somos expertos en el tema y tal vez nos gustaría sacar más partido. Para todos ellos, vamos a explicar cómo hacer una caja de luces sencilla, que nos sirva de ayuda a la hora de hacer nuestras fotografías.

Vaya por delante, que el tener una caja de luces no nos va a convertir en mejores fotógrafos de la noche a la mañana, pero sí nos ayudará a reproducir unas condiciones idénticas y lograr fotografías más limpias y presentables.
Lamentablemente, es muy complicado hoy en día lograr una buena iluminación en nuestras viviendas, y mucho menos que sean similares en días distintos debido a los interminables horarios y obligaciones de cada uno. Con la caja de luces solucionaremos justo esto y lograremos un mini-estudio, dónde fotografiar nuestros héroes de plastiquete.

Evitando sacar fotos como esta:

foto sin caja de luces

Y lograr algo más similar a esto:

foto con caja de luces

 

¿Cómo hacer una caja de luces?

 

Paso 1: Buscando la caja perfecta

El primero de los pasos consiste en buscar una caja de cartón que tenga las dimensiones ideales para convertirse en nuestra caja de luces. Para ello buscaremos una con la capacidad de albergar en su interior las figuras que queremos fotografiar. Cuánto mayor sea la caja, más posibilidades nos dará, aunque en estos casos siempre conviene optimizar y no seleccionar unas dimensiones exageradas. Si el grueso de tu colección son figuras de 12-15cm. ¿Para qué quieres una caja de 1m?

 

Paso 2: El resto de materiales

Una vez tenemos la caja, pasamos al resto de materiales. Son realmente básicos ya que se trata de papel de seda y cartulina, que podemos encontrar en cualquier bazar de nuestra ciudad. El papel de seda recomiendo que sea de color blanco para que las fotografías salgan lo más naturales posibles, pero en caso de que se quieran lograr algunos efectos de color, puede cambiarse al gusto. La cartulina en cambio será el fondo de nuestras fotografías y se puede elegir una u otra dependiendo de qué vayas a fotografiar. Personalmente recomiendo cartulinas lisas, aunque esto ya es cosa de cada uno. Los tamaños tanto del papel como de la cartulina, obviamente, dependerán del tamaño de la caja que hayamos escogido en el paso 1. Para terminar, es importante tener a mano alguna herramienta de corte, cuter preferiblemente y algún tipo de adhesivo, como celofán. Un lápiz para realizar marcas y al menos un par de fuentes de luz (flexos) que nos permitirán poner en funcionamiento y probar nuestra caja de luces.
materiales caja de luces

 

Paso 3: Volviendo a las manualidades

Una vez tengamos todos los materiales, cogemos la caja de cartón y quitamos la cara que tiene la apertura. A continuación marcaremos en los tres lados donde van a ir las fuentes de luz (los dos laterales y parte superior) unos puntos que marcarán la zona a recortar y que será el hueco por el que entrará la luz. En mi caso y como se ve en la imagen, realicé los cortes a medida con el flexo que finalmente voy a utilizar, pero no tiene porque ser así.
Cortes caja Cortes caja2

 

Una vez realizados, pondremos en cada una de las ventanas que hemos creado papel de seda y lo sujetaremos con celo. Quedándonos algo similar a esto.
Cortes caja3 Caja con papel

 

Finalmente recortaremos la cartulina que nos servirá de fondo para nuestras fotografías a la medida correcta de la caja, ajustándola lo máximo posible y la pegaremos en la parte superior del fondo de la caja de luces. El resultado debe ser parecido a la siguiente imagen.
Caja con fondo

 

Paso 4: Voila!

Ya tenemos nuestra caja de luces terminada. Solo queda situar un foco de luz en cada ventana que hemos creado y a disfrutar con nuestras fotografías. Aunque mejor si tienes algo más decente que las luces que pude conseguir yo para este artículo :P.
Caja de luces terminada

No te olvides de jugar con las distancias de cada uno de los focos, hasta obtener el resultado deseado. Puedes quitar y poner los puntos de luz para lograr distintos efectos y recuerda que también puedes jugar con el color de luz que pones en los focos (amarilla o blanca), con el flash de la cámara, etc. Con algo de práctica lograrás unas condiciones que hagan brillar las fotos de tu colección de una manera espectacular. Logrando de rebote hacer disfrutar mucho más a aquellos que echen un ojo a tu colección.

Caja de luces HSH1 Caja de luces HSH2 Caja de luces HSH3

Donnie caja de luces 1 Donnie caja de luces 2 Donnie caja de luces 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *