CIFICOM 2015, lo que realmente fue

Como había comentado en un artículo anterior, decidí acudir a la Feria Cificom, que se celebró en Valencia los pasados días 10 y 11 de octubre. La experiencia fue bastante agradable y me gustaría comentar aquellas cosas que me gustaron y las que no del evento.

Finalmente, decidí acudir el domingo. Llegué bastante pronto y traté de acudir a los eventos programados. El precio de la entrada era de 10€ por un día, lo cual me parece bastante caro, teniendo en cuenta lo que se ofrece y comparándolo con otros eventos como el salón del cómic o del manga de Barcelona.

Lo mejor de la CIFICOM

 

El ambiente

Una de las cosas que se agradecen en un acontecimiento como este, es un buen ambiente. Me sorprendió la cantidad de gente que acudió pese a ser un evento que se celebraba por primera vez. Se puede decir que no existía el agobio que se sucede en otro eventos más relevantes, sobretodo en horas punta, pero tampoco daba nunca la sensación de vacío. Por otra parte me gustaría destacar la gran cantidad de parejas con hijos que acudió, lo que indica lo apetecible que fue para pasar un día distinto de forma familiar.

 

Las charlas

Para mí, son el mejor de los actos en este tipo de eventos. Siempre es interesante encontrarte en medio de una buena conversación. Si además, los presentes han ejercido una profesión interesante durante años, pues las anecdotas se acumulan y el rato es todavía más agradable. La primera de las charlas tenía como protagonistas a los actores de doblaje Luís Porcar, Camilo Garcia y Jordi Pons, que han puesto su voz a los personajes del Dr. House, Han solo y Marty McFly respectivamente, por dar unos ejemplos entre otros muchos. Sus anecdotas y opiniones dieron como resultado una conferencia de lo más amena, el mejor rato de la CIFICOM sin lugar a dudas. Afortunadamente, aquellos que lo deseen, pueden ver la conferencia al completo aquí

A última hora del día también tuvo lugar una charla sobre Comunicación friki en el mundo 3.0 y el podcast La frontera final. Una charla que tenía muchas ganas de escuchar y quizá por ello me decepcionó bastante. El punto de vista desde el que se enfocó no me pareció nada atractivo, pese a ser un tema que me apasiona, tal vez la poca práctica de los participantes jugó en su contra. Esto, unido al retraso con el que empezó y el cansancio mío y de los conferenciantes, hizo que a los 15 minutos decidiera marcharme de la misma. Aunque no me gustó, creo que es importante realizar estos actos, ya que a mucha gente le pueden interesar y suelen ser bastante amenos.

CIFICOM conferencia

 

El atrezzo

Pese a no ser algo espectacular, sí que aporta mucho la decoración y ambiente que se le da a un evento de estas características. Los multiples PROPS que se pueden ver en la feria, siempre son un plus añadido. Algunos de los trajes, sobretodo los de estética estilo robot, estaban realmente bien. Aunque otros, como la versión de Raphael de la película de Bay, hubiese sido mejor no exponerlas. Pero la sensación general es positiva. Esto más algunas vitrinas con colecciones personales de algunos coleccionistas que contribuyeron a la causa, le dieron a la feria un toque interesante.

 

La ubicación

Era la primera vez que acudía al edificio donde se celebró la CIFICOM y la verdad es que me encantó. La Rambleta, que es como se llama, es una construcción bastante nueva, especialmente pensada para este tipo de eventos, con sala de proyecciones y varias zonas para diferenciar ambientes. Además, acompañó el tiempo, lo que hizo que pudieramos disfrutar de la estupenda y amplia terraza, donde algunos aprovecharon para echar sus partiditas de Magic y demas juegos de mesa. Y además se puede aparcar con mucha facilidad muy cerca de allí.
CIFICOM edificio

CIFICOM entrada

 

Lo peor de la CIFICOM

 

Los stands

Pese a que el objetivo principal no es este, siempre viene bien darse una vuelta por los stands presentes en la feria, en busca de cualquier pieza que te pueda interesar o para traerte un recuerdo. Lamentablemente en este aspecto se puede mejorar muchísimo, ya que aparte de la escasez de tiendas y género interesante, la mayoría de precios me parecieron muy elevados para el mercado actual, y mucho más para una feria donde se supone que debe haber algo de tacto en este aspecto, o al menos, así lo creo yo.

 

La cantidad de actividades

La cantidad de actividades es muy escasa para el tiempo que dura la feria. ¿Qué haces entre un evento y otro? El recorrido de la misma se puede realizar en 15 minutos sin exagerar. Faltan exposiciones y cosas similares en las que participar y perder un buen rato mientras esperas a una conferencia o algo que te interese. Además, te «obliga» a entrar a todos los actos. Por ejemplo, se proyectó la película Cazafantasmas, que yo ya había visto y tampoco tenía unas ganas locas de volver a ver. Pero, si no voy a verla, ¿Qué hago durante las próximas 2 horas? Creo que se mejoraría mucho con actividades participativas y cosas por el estilo.

Este es a grosso modo mi resumen de lo que viví el día 11. Seguro que me dejo cosas en el tintero, que recordaré más tarde o que ya se me han olvidado directamente. Como resumen, me gustaría apuntar que es un evento bastante interesante y con muy buen potencial si se liman algunos aspectos. Perfecto para pasar un día diferente y poder hacerlo con la familia. Esperemos poder decir que el año que viene volvemos a tener CIFICOM en Valencia, mientras tanto podéis entreteneros viendo las fotos del evento aquí Página oficial CIFICOM 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *