Bootlegs, la otra cara del coleccionismo

El concepto de bootleg está, o debería estar, bastante presente entre los coleccionistas. Aquellos que coleccionamos material vintage de las décadas de los 80 o 90, podemos relacionar de manera sencilla los bootlegs con esas figuras de escasa calidad a nivel de esculpido y de pintura, que trataban de imitar a los juguetes estrella de la época, como los Masters del Universo, Tortugas Ninja o el superhéroe de turno.

bootlegs Masters del Universo

Figura de Masters del universo(derecha) junto a un bootleg

Parecía bastante sencillo distinguir entre una figura original y un bootleg, por lo no se me había pasado por la cabeza que me pudiesen dar gato por liebre. Pero todo evoluciona, y los bootlegs también, hasta el punto que es bastante complicado diferenciar los originales de sus copias. Por eso me llamó la atención leer que en el pasado salón del manga de Barcelona, gran parte de las tiendas con material relacionado con la franquicia Dragon Ball, tenían entre sus artículos una gran número de bootlegs sin avisar que lo eran. Y que los clientes podían adquirir estas figuras creyendo que estaban comprando el original.

Distinguir un bootleg en caja

Si realmente el parecido entre un bootleg y una figura original es tan alto que empezamos a tener dificultades en distinguirlas, los bootlegs empezarán a tener otro sentido y podrían llegar a ser una mancha dentro del coleccionismo.
De momento todavía se pueden distinguir, pero empiezan a haber casos en los que ya se debe prestar atención y tener información de antemano, entre otras cosas, porque muchos afirman que las copias salen de las mismas fábricas que las originales.

Darth Maul original y bootleg de Black Series 6' en caja

Figuras de Darth Maul de Black Series 6″ en caja (bootleg en la izquierda)

En la imagen anterior podemos ver juntas una figura (derecha) junto a su bootleg (izquierda).
A grosso modo son figuras bastante similares, obviamente si nos fijamos podemos ver que las letras de Star Wars en la figura original son de un tono grisaceo y en la otra negras, que las letras de la parte inferior son más altas en el caso del bootleg, o que el accesorio de la izquierda está situado en dirección contraria. Pero parecen errores fácilmente subsanables. ¿Realmente si quisieran presentar un producto idéntico no podrían hacerlo?

Distinguir un bootleg loose

¿Y que pasa si nos presentan las figuras sin caja?

Darth Maul original y bootleg de Black Series 6' loose

Figuras de Darth Maul de Black Series 6″ loose

Parece complicado diferenciar cual es la «buena» a primera vista. Seguramente los detalles de pintura estén más trabajados, al igual que las articulaciones en el original y los accesorios serán de un material de mejor calidad ya que es algo bastante recurrente que en los bootlegs sean de un plástico muy maleable y doblen con mucha facilidad. Pero sin tener una referencia, parece bastante difícil saber si estamos o no ante un fake. Y los casos en los que podemos encontrarnos en esta situación son cada vez más frecuentes.

Original y bootleg de Mikey Movie Star

Figura Movie Star Mikey junto su bootleg. Imagen del blog Retro Tortugas.

Así que lo mejor es siempre asegurarse de cuales son las diferencias entre una figura y su copia de manera individualizada, antes de lanzarse a por ella si se tiene la mínima duda. Suerte que hoy en día con los móviles, podemos llevar Internet a cualquier parte y podemos hacer esta averiguación en cualquier momento y lugar.

Algunos puntos a favor de los Bootlegs

Que los bootlegs tengan un gran parecido al original tiene su parte buena, ya que pueden ser un gran sustituto.
En ningún caso aconsejo la compra de bootlegs como primera opción, y si se puede acceder de manera relativamente sencilla a la figura original, recomiendo que se opte por ésta, entre otras cosas porque estas marcas son las que dan vida a nuestro querido hobby. Lamentablemente, hay casos en los que se hace prácticamente imposible, debido a cifras astronómicas que alcanzan ciertos ejemplares, a problemas muy frecuentes en nuestro país como la mala distribución, o a que son figuras que están fuera de producción. Es aquí donde los bootlegs cobran especial interés.

También para hacer customs es interesante optar por los bootlegs, por razones puramente económicas. Por ejemplo mi repaint de Raphael o el del resto de las Movie Star Turtles.

Así que, como siempre, somos los coleccionistas los que tenemos la última palabra. Lo mejor es actuar utilizando algo bastante útil y simple. El sentido común.

2 comentarios en “Bootlegs, la otra cara del coleccionismo”

  1. Por qué en un vídeo sobre la fabricación de los clásicos luchadores mexicanos se usó el término de bootleg para referirse a ellos, si la entrevista se realizó en el taller donde se hacen de forma original,?

    1. Hola Luis,

      No he visto el vídeo, así que no puedo responder para ese caso concreto.
      Bootleg se refiere a figuras realizadas sin una licencia oficial y, por tanto, no pueden utilizar los nombres y logos originales. En el caso que mencionas, si tuviesen la licencia, entiendo que el término bootleg estaría mal empleado.

      Un saludo y gracias por el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *